Cómo hemos cambiado

La de vueltas que da la vida! Hace justo un año nuestra tienda aún estaba abierta, nos encantaba el proyecto. La gordita y mamá disfrutaban juntas en casa mientras barba-papá llevaba el timón.
Pero la vida (y la economía) nos deparaba sorpresas (una de tantas que vinieron después) y nos obligaba a un cambio de planes.

Hace justo un año escribíamos esto:

“Gordita, estos no eran los planes, pero te va a tocar empezar a trabajar con menos de 5 meses
Verás cómo te gusta estar en Quitapenas. Hay cosas muy chulas, y muchos colores!! Y mamá estará allí contigo. Pero tendrás que empezar antes de lo previsto.

Mira, te voy a contar una historia, espero no aburrirte…
Cuando papá y mamá te encargaron, hace como un año, tenían muy claro cómo se iban a organizar la baja maternal. Como soy autónoma, y aquí a los autónomos no nos tienen mucho en cuenta, la cosa estaba complicada, pero renunciando a alguna que otra cosita y aprovechando las pequeñas ayudas que por aquí nos ofrecían, parecía que al menos hasta los 9 meses no te ibas a tener que mover de casa.

cambioPlanes1

Bueno, eres pequeña para entender todo esto, pero papá y mamá cogieron la libreta, empezaron a escribir números, y más números… y si el año no se daba del todo mal, entre la prestación que iba a recibir mamá durante las 16 semanas de baja, la bonificación de las cuotas de la seguridad social en ese tiempo, y la bonificación durante el primer año tras la reincorporación, tachán tachán! nos salían las cuentas! Contrataríamos a alguien y…¡La gordi y mamá podrían quedarse en casa sin trabajar al menos hasta junio!

Ay… pero llegaron las “medidas de austeridad” y los “recortes”, y cuando tú todavía seguías en mi barriguita, un día de playa, entró en vigor una cosa muy complicada que llamaron “reforma laboral”. Entonces andábamos muy entretenidos escogiendo nombre para tí, así que no reparamos en si afectaba a nuestros planes, y además, como los autónomos no contamos, pensamos “total, ni se habrán preocupado en recortarnos”. Pero oh, oh… cuando ya estabas aquí, un día, leyendo blogs y cosas de esas que mira mami, de repente vimos que en la reforma esa tan fea, ¡nos habían quitado de un plumazo la bonificación de 1 año por reincorporación! Aaaaay! Cogimos la calculadora, rápidamente… y… ¡¡eso son 3.000 € menos!! ¡¿y mi libreta?!

Papá y mamá no se lo podían creer. Tanta programación, tanta previsión… y ahora, había que cambiar de planes a toda pastilla! No, no, no, no, no!!! mamá no lleva nada bien eso de improvisar :S
Vuelta a los números, a revisar la hucha, a pensar y pensar…tenía que haber un remedio!!
Pero nada, tras noches de desvelos, lloreras y sofocos, decidimos que la única solución posible era que volviera a trabajar antes de lo previsto. Y claro, tú tendrás que acompañarme porque a estas alturas aún eres muy pequeñita para pasar la mañana lejos de mami, y además, nadie te da la teta como yo.

Por eso, como este mes es un poco tontorrón, hemos acelerado la puesta en marcha de la tienda online, y mientras que esperamos a que lleguen las cositas nuevas a Quitapenas, tú y yo vamos a seguir pasando las mañanas en casa (o de paseo!) y papá abrirá la tienda por la tarde.
Y a mediados de febrero te incorporarás al equipo Quitapenas, junto a mamá, papá y Coco. Eso sí, tú tendrás tu rinconcito de juego, con Marisol y el resto de tus muñecos.

Gordita, espero que algún día comprendas los motivos de esta situación y no nos lo tengas en cuenta.
Ojalá que cuando crezcas, si te decides a ser mamá, los que mandan se hayan dado cuenta de lo importante que es para un bebé estar junto a su mami, y espero que entonces sea posible disfrutar de un período superior a las escasísimas dieciséis semanas actuales, y que todas, incluso las autónomas puedan gozar de un buen permiso de lactancia.

Un besito mi amor! “

Cómo hemos cambiado! Después de estos vinieron muchos más, y no todos agradables. Pero la suma de todo eso ha hecho que estemos ahora por aquí. Tal vez tengamos que dar las gracias.

SUSCRIBIR2

2 Reflexiones sobre: “Cómo hemos cambiado

  1. A veces vienen mal dadas, pero si pudo seguir estando contigo, ¿qué más da dónde? Es una chica con suerte… aunque aún no lo sepa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Post Navigation

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies