No cumpleaños

Por segundo año consecutivo barba-papá se ha quedado sin cumpleaños. No es que se haya plantado y no quiera más años o más canas, es sólo que el pobre no ha tenido ocasión de ser protagonista, y se ha visto eclipsado por la gordi.

El año pasado fue inevitable. Apenas seis días antes había nacido la gordita, aún estabamos en la clínica recuperándonos, y sólo unos pocos recordamos que, aparte del bebé más hermoso del mundo, alguien también necesitaba besos y abrazos (y por qué no, una buen a tarta)

NoCumpleanos

Este año quise que fuera diferente, pero no lo logré. Primero porque pusimos tanto empeño en organizar bien lo de la peque, que dejamos a un lado lo demás, y luego porque barba-papá no tenía muchas ganas de protagonizar festejos. Está siendo un año duro para todos y está agotado. Me lo dice su mirada.
Está exhausto de luchar para salvar los trastos y rescatarnos a todos. Anda malhumorado, triste, aún cuando sabe que no hay fórmulas mágicas para que las cosas funcionen, y que es mejor haberlo intentado que sólo haberlo soñado.

Por eso hoy celebraremos el no cumpleaños de barba-papá! Decidirá qué quiere hacer y que no. Le daremos Nocilla para la merienda. Le regalaremos besos y cosquillas. Le proclamaremos el rey de la casa, y le repetiremos una y mil veces que siempre, siempre, estaremos ahí para intentar hacerle feliz.

SUSCRIBIR2

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Post Navigation

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

CERRAR