La fotosíntesis no es sólo para las plantas

Fotosíntesis. (De foto- y síntesis).
Proceso metabólico específico de ciertas células de los organismos autótrofos, por el que se sintetizan sustancias orgánicas a partir de otras inorgánicas, utilizando la energía luminosa.

Decir que las plantas necesitan la luz solar para vivir es una tremenda obviedad, pero ¿qué me decís de las personas?

fotosintesis

O la gordi tiene espíritu de orquídea (o de cardo, según el día) o sufre de tanorexia prematura, porque no perdona su ración diaria de solete. Le da una energía que ríete tú de los efectos vigorizantes del Cola Cao. Y es que, nada más levantarse te señala la persiana para que la subas y poder evaluar cuanto antes si va a poder disfrutar de un día soleado en el jardín, o va a tener que conformarse con corretear por un oscuro salón.

No voy a negar que algunas veces resulta molesta esa insistencia por salir (porque a testaruda no le gana nadie y aporrea la puerta y grita como si llevara una década sin pisar la calle), pero por lo general me alegra ver cómo recarga las pilas y el entusiasmo que le echa cuando oye un pájaro, descubre una flor o recoge una corteza de árbol.

Indudablemente, la que más disfruta con esta nueva vida en el campo es ella, eso ya nos lo imaginábamos, pero para barba-papá y para mí también ha supuesto un regalo aprender a ver las cosas de otro modo, y comprender que se puede ser feliz con las cosas más sencillas.

Así que, demostrado queda que la fotosíntesis no es sólo para las plantas.
Y vosotros, ¿sois de los que necesitan una buena inyección de sol para sobrellevar la semana? ¿Preferís los días grises?

En cualquier caso, ¡feliz y soleado lunes!

SUSCRIBIR2

Tallas y medidas

Suena el despertador a las 8 horas. Desayunas medio dormida. Corres hacia la ducha mientras oyes en la radio que el día amanece a 5 grados centígrados.

De camino al trabajo paras en el kiosko a comprar el periódico y unos chicles. Ya me los pagas mañana – te dice el chaval – que no tengo cambio de 20 euros.

Entras en la oficina y saludas a tu compañero. Desde que hace deporte ha perdido por lo menos 5 kilos. ¡Qué envidia! y tú echándole centímetros de más a la cinturilla del pantalón.
Pero bendito deporte, lo ha transformado en un ser encantador, y se ofrece a acercarte a casa al salir. Porque los 500 metros que separan la parada del bus de tu portal se te hacen eternos cuando llueve. Además, así cuando llegues, pillas el súper abierto y compras un litro de leche, que terminaste el último brick esta mañana.

¿Os vais haciendo una idea, no? La gente corriente utilizamos a diario sólo un puñado de unidades de medida. Casi siempre las mismas y para medir lo mismo. ¿Para qué complicarse?

unidadesMedida2

Pero cuando crees que el momento más engorroso de tu vida fue la EGB, confundiendo hectómetros con milibares, moles con nanosegundos, o julios con metros por segundo, vas y te embarazas y descubres tallas y medidas desconocidas, o partes de tu cuerpo que ignorabas que se pudieran medir.

La fiesta empieza con la HCG, que aunque parezca un sistema ultramodernos de frenado no es más que la llamada hormona del embarazo. Se miden en mlU/ml, mili unidades internacionales por milímetro, palabro que te sonará a gloria, créeme!

Te acostumbras a ir al ginecólogo con un bloc de notas, para no olvidar que tienes que tomar taitantos microgramos de ácido fólico y no sé cuántos miligramos de la pastilla de las naúseas ¿o era al contrario?.

La semana pasa a ser tu medida oficial de tiempo. Nadie te entiende, pero tú contestas orgullosa que estás de 13 semanas, 24+3 o 36+2 cuando te preguntan.

La visita a la corsetería. Con el embarazo estrenas un escote de vértigo que no cabe en tu antiguo sujetador a la par que descubres la copa AA, la H o la existencia de una fórmula matemática (¿inquietante, verdad?) para calcular tu talla.

Descubrirás que tener a raya los miligramo por decilitro (mg/dl) del índice de glucemia es tu pasaporte para seguir comiendo bollos el resto del embarazo.

Te sorprende la versatilidad del centímetro. Lo mismo mide tu altura uterina, que el diámetro del cráneo o el abdomen de tu bebé. Aprovecha, nunca antes le habías tenido tanto aprecio a los cms. de más.

Comienza tu larga y sufrida relación con los percentiles. 10, 25, 75, 90 …o cómo clasificar a tu hijo como si fuera un modelo de tornillo.

Cuando ya tenías controlado que tu talla de vaqueros es la 40, y usas la M para las camisetas, nace tu churumbel y te das de bruces con la talla 0, la 1-3 meses, o la 56 cm. No sabes si maldecir al fabricante o llamar a la matrona a preguntar.

El decibelio (dB) ya no es eso por lo que cierran los bares, sino información valiosa de la prueba de audición de tu bebé.

Por no olvidar los miligramos por mililitro (mg/ml) de la dosis de apiretal. ¿Qué fue de contar en gotas?, o…Ay, ¡se me ocurren cientos de ejemplos más! Y los que seguro están por venir y aún no me he topado con ellos. Creo que tendré que ir ampliando esta entrada con el paso del tiempo.

¿Echas de menos alguna medida que te haya traido de cabeza? Pasa y comenta, estás en tu casa.
¡Buen fin de semana!

SUSCRIBIR2

Gelatina de mandarina

Como ya conté en su día, casi toda mi vida he tenido una relación tormentosa con la actividad culinaria. Excepto con la repostería. Para hacer galletas, magdalenas u hojaldrinas nunca he escatimado en paciencia ni interés. Siempre he preferido ser la que cocina el dulce.

Yo nunca renuncio al postre. Evidentemente, en casa no comemos tarta o flan a diario, porque se pueden preparar platos sabrosísimos y muy saludables para terminar una buena comida sin necesidad de azúcar.

Hoy os propongo una forma divertida de comer fruta apta para grandes y pequeños, que me consta que por aquí hay más de uno para el que la fruta es una asignatura pendiente.

Cocinamos gelatina de mandarina, que para eso es temporada y están deliciosas.

Gelatina de mandarina

Ingredientes
* 6 u 8 mandarinas (dependerá del tamaño)
* 1 sobre de gelatina en polvo
* 200 grs. de agua

Comenzamos lavando y secando bien las mandarinas, ya que la piel va a ser parte importante en la presentación del plato.
pieles de mandarinas

Exprimimos las mandarinas hasta obtener un par de vasos y reservamos las pieles. A muchos os sorprenderá la cantidad de zumo que sale, ya que habitualmente no la tomais de esta forma, pero la mandarina no tiene que envidiarle nada a su prima la naranja.
Si la fruta es de calidad no será necesario añadirle azúcar. Por lo tanto, lo dejo al gusto de cada uno.

Añadimos la gelatina en el zumo, removiendo para que se disuelva bien y no queden pegotes. Te será muy útil emplear unas varillas.

Coloca el agua en el fuego, y cuando rompa a hervir añádelo al zumo. No te olvides de seguir removiendo.
Cuando estés segura de que todo está bien ligado y que no quedan posos, es el momento de volcar la mezcla sobre las mitades.

rellenar mitades mandarina
Puedes emplear un molde de magdalena para que te resulte más sencilla esta operación, evitando que se caiga y derrames el contenido.

Déjalo enfriar en la nevera alrededor de un par de horas, y una vez que la gelatina esté cuajada, ya estará lista para comer.
Para servirla, puedes cortarla simulando gajos, o presentarla para comerla con cucharilla.

¿Qué te ha parecido? Venga, anímate y cuéntame cómo te ha salido. ¡Ya no hay excusa para comer fruta!

SUSCRIBIR2

5 regalos perfectos para bebés (por menos de 12€)

El sábado va WhatsApp y se cae. Casi cuatros horas con el servicio de mensajería instantánea off.
¿Sabes qué significa eso? ¿Que mañana mismo vuelves a los sms? ¿Qué acabas de descubrir que con un móvil también se puede hablar? No, peor aún. Significa que dentro de nueve meses, te verás en el papelón de hacer regalitos de bebé a cascoporro. Un sábado noche y sin distracciones…no creo que te lo tenga que explicar.

Menos mal que estoy aquí, para advertirte, y para, dicho sea de paso, sacarte del apuro, porque no vas a visitar a la nueva familia con las manos vacías con la excusa de que no has encontrado nada original.
Y que conste que hablo con conocimiento de causa, que los hemos utilizado todos.

Por tanto, ésta es mi lista de los 5 regalos perfectos para bebés que te harán quedar como una reina sin necesidad de perder el riñón:

 Jirafa Sophie

1. Jirafa Sophie
¡Los mordedores han pasado a la historia!

Si no conoces a esta jirafa, hago las presentaciones. Sophie es una suave jirafa cincuentona que se deja mordisquear por bebés (y no tan bebés) de medio mundo. Está fabricada en caucho natural, por lo que su olorcito incita al bebé a llevársela a la boca, y emite un ruidito fascinante al achucharla.

¿No es gran cosa, verdad? Precisamente gracias a ese diseño tan simple resulta muy fácil de agarrar y manejar. Verás cómo se convierte en un imprescindible para dormir.

Y aunque existe todo un universo de accesorios en torno a esta jirafa (set para baño, mochilas, estrellas fluorescentes para el techo..), la puedes encontrar solita en su cajita regalo en Amazon por menos de 10€. ¡Exitazo asegurado!

 

Pelota de agarre Oball

2. Pelota de agarre
¿Una pelota con agujeros?

Esta pelota de agarre está compuesta por diferentes agujeros en forma de hexágonos, imitando el diseño de una colmena. De este modo, es mucho más sencilla de sujetar y lanzar.
Lo habitual es encontrarlas de silicona flexible, como la de la imagen, porque son ligeras, se puede aplastar y siempre vuelve a su forma original (Cuántas veces me la habré guardado en el bolsillo del abrigo!). Cualquier edad es estupenda para jugar con ella.

El precio varía un poco según diámetro (10 / 15 cm.), pero aquí la puedes comprar y no llega a los 7€.

zapatos blanditos para bebé

 

3. Zapatos blanditos
¿Zapatos para gatear?

Sí, ya sé, un recién nacido no necesita zapatos, pero cuando ese bebé empiece a gatear no se va a acordar del body de la talla cero que ya ni le entra, sino de esos zapatos mega molones que está deseando estrenar 🙂

Fabricados en piel se ajustan al tobillo mediante un elástico. De esta manera, son muy sencillos de poner, y no llevan ningún cordón, velcro o remate molesto. Son muy flexibles y cómodos, casi como andar descalzo, y con la suela antideslizante. Son muchas las marcas que confeccionan este tipo de calzado, pero aquí, los puedes encontrar desde 11€.

bandana reversible

 

4. Bandana reversible
Babear con estilo.

Esta bandana triangular no es un babero al uso de esos para que el bebé no se manche. Para eso ya hay muchos otros en el mercado.

Éste es reversible e impermeable. De esta forma, funciona genial como anti-babas, impidiendo que el bebé se moje el pecho. Gracias a su fina capa interior de PVC, el plástico no está en contacto con el bebé, por lo que no da calor, ni se pega ni molesta.

Se abrocha con corchetes, y tiene dos posiciones para ajustarse al tamaño del bebé, lo que amplía bastante la vida útil del mismo. Y como complemento es una monería. Precio anticrísis aquí, 10€.

toalla de microfibra

 

5. Toalla de microfibra
Toalla multiusos.

Ya sabrás que los bebés ensucian. Mucho. Por eso, tener a mano una de estas toallas es una bendición.

Como está fabricada en microfibra (sí, como esa toallas que ves en las piscinas) es muy agradable al tacto y muy ligera.

No pesa nada, se seca rápidamente, y tiene unas medidas muy manejables (30 x 50 cm.) convirtiéndola en un imprescindible para llevar en el bolso, o el carro. Tienes estampados para todos los gustos (buhos, gatos, bicicletas) para acertar seguro. Otro punto a favor es su precio, las encuentras aquí por 9,50€. ¿Un consejo? lleva una siempre en el coche!

 

Bueno, ¿qué te han parecido mis sugerencias? Ahora no tienes excusa, que como ves, se puede regalar bonito sin dejarse la cartera.

Si te ha resultado útil esta información, comparte, y si quieres recibir directamente en tu correo los nuevos post, sólo tienes que suscribirte.

SUSCRIBIR2

 

Miércoles mudo. Me traes de cabeza

“Miércoles Mudo” es un carnaval de blogs o blog hop iniciado por Maybelline de Naturalmente Mamá.
Participar es muy fácil, sólo debes publicar los miércoles una foto (s) sin escribir nada para explicarla (s) (de ahí viene lo mudo). Para conocer como nació el Miércoles mudo y sus reglas, puedes hacer click aquí.

cabezaBalcon

¡Feliz miércoles!

SUSCRIBIR2

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies